Sucesos

Your image is loading...

Noticias del Día

EFEMÉRIDES | En 1845 muere el zuliano Rafael Urdaneta, uno de los hombres más leales a Bolívar

23.08.2017 11:24

El 23 de agosto de 1845 falleció uno de los hombres más leales y comprometidos con el Proyecto Bolivariano, el general Rafael Urdaneta.

Este prócer de la Independencia, quien nació en Maracaibo, estado Zulia, el 24 de octubre de 1788, es considerado un luchador incansable que batalló al lado del Libertador Simón Bolívar, y hasta el último día de su vida, por la integración de los pueblos, señala una nota del Ministerio del Poder Popular para la Cultura .

A los 16 años comenzó su carrera militar en Bogotá, Colombia, luego de haber realizado estudios de latín, en Caracas, y filosofía en el Convento de los Franciscanos en su ciudad natal.

En 1810, radicado en Bogotá, empezó a escuchar las ideas libertarias de Antonio Nariño, militar, uno de los más importantes precursores de la emancipación de las colonias del Imperio Español.

Con 22 años de edad se puso al servicio de la causa libertadora ingresando a las filas del ejército neogranadino.

La disciplina y el buen comportamiento fueron elementos fundamentales para sus posteriores ascensos: comenzó como teniente del Batallón Patriotas de Cundinamarca; un año después, en 1811, fue ascendido a capitán y vence en la Batalla de Palace en la ciudad de Popeyán; y en 1812 actuó como sargento mayor del Batallón 3° de la Unión en las batallas de San Gil, Charalá, Ventaquemada, Bogotá y Cúcuta.

Después de estas gestas decidió escribir su historia junto al Libertador Simón Bolívar. Con el objetivo de llegar a Caracas, se unió a las filas de la Campaña Admirable cuyos preparativos, en ese momento, se encontraban en etapa crítica por la falta de apoyo del gobierno y de la milicia triunfadora.

“General: si con dos hombres basta para liberar la Patria, pronto estoy a acompañar a usted”, puntualizó en una misiva dirigida a Bolívar, como testimonio de su lealtad y respeto. Desde ese momento, y luego de conseguir el apoyo suficiente para emprender la liberación del occidente del país de las tropas realistas, Urdaneta consiguió desempeñarse en un rol significativo para la historia venezolana.

Bolívar y Urdaneta

El Brillante del Zulia lo apodó el propio Bolívar, después de arduas batallas como la de Niquitao, Taguanes y Bárbula (las tres en 1813), la retirada hacia oriente (1814), la Toma de Maracaibo (1821) y la Marcha hacia San Carlos (1821).

A pesar de no haber participado en la Batalla de Carabobo por órdenes del propio Bolívar, aludiendo el grado de agotamiento de sus tropas, este le concedió el ascenso a General en Jefe.

En 1824 fue nombrado Intendente del Zulia y en 1828 le tocó condenar a Francisco de Paula Santander (militar y político colombiano) por los sucesos violentos que desembocaron en un intento de asesinato a Simón Bolívar. Específicamente, lo condenó por no haber impedido la “conspiración contra el jefe supremo de la nación”.

En 1830 y hasta 1831 asumió la última presidencia de la Gran Colombia donde trató de preservar la obra bolivariana y la unidad de América.

Como último gesto de esta amistad, en 1842 fue designado para comandar las ceremonias correspondientes al traslado de los restos del Libertador en su condición de presidente de la Sociedad Bolivariana de Caracas, entidad que él mismo fundó para preservar y defender el pensamiento del hombre que más admiró.

Luego de toda esta travesía, falleció en París, Francia, el 23 de agosto de 1845 en un viaje que realizaba a España como ministro plenipotenciario del Gobierno de Venezuela, en una misión que tenía como objetivo conseguir el canje del tratado de paz y amistad con el Gobierno de la reina Isabel II.

 

Fuente VTV/Cultura

(Imagen referencial).

 

1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>